Francis Jammes y Robert de Montesquiou

montesquiou

En el tomo tercero de Les caprices du poéte, las memorias de Francis Jammes que me faltaba, encuentro, a propósito de Robert de Montesquiou –el barón de Charlus de La Recherche y el chevalier Des Esseintes en À Rebours, de Huysmans–, una idea que no está mal. Francis Jammes está en Pau donde va a encontrarse con Montesquiou, algo que no le resulta grato, por que el conde nunca le perdonó la repuesta a una invitación al castillo de los d’Artagnan, donde el conde estaba pasando las vacaciones, y que a este le pareció insolente. Francis Jammes dice que no conservaba recuerdo alguno de ese agravio, pero dice que «en algunas personas quisquillosas, el recuerdo de la ofensa se agría con el tiempo tanto más en cuanto que no existe».